jug screen arrow reload close menu search facebook twitter pinterest angle-left angle-right angle-up angle-down play youtube instagram

Search form

Dales más leche

¿Tus hijos están consumiendo la cantidad de nutrientes que necesitan?

Dales más leche

¿Tus hijos están consumiendo la cantidad de nutrientes que necesitan? Dales más leche

La nutrición de los niños puede ser complicada.

Las mamás reciben todo tipo de consejos acerca de lo que deben comer sus hijos, desde sus propias madres, amigos en Facebook, celebridades en Instagram y, por supuesto, de los medios de comunicación. Todas estas opiniones de fuentes tan variadas, sumado a horarios complicados y comensales exigentes, pueden convertir en un desafío decidir qué hacer para que sus hijos reciban la nutrición que necesitan.

Todas las mamás quieren lo mejor para sus hijos, especialmente cuando se trata de darles comidas saludables que les gusten. Quizás obtienen ideas en sitios web, libros y blogs de celebridades, algunos de los cuales podrían animarlas a seguir su ejemplo y adoptar dietas sin lácteos. Sin embargo, muchas madres no se dan cuenta de que estas diferentes alternativas a la leche de vaca no contienen los mismos nutrientes que la leche de vaca. Otras pueden servir agua con las comidas (una gran fuente de hidratación) en lugar de leche, sin darse cuenta que darles leche es una excelente oportunidad para brindarles a los niños los nutrientes esenciales que necesitan para crecer.

La realidad es que no proporcionar una buena nutrición a los niños es una cuestión de salud. Uno de cada dos niños de nueve años o mayores no consume suficiente calcio, vitamina D y potasio, y el 75% de los niños menores de nueve años tienen insuficiencia de vitamina D y potasio. Estos nutrientes son fundamentales para el crecimiento de los niños. Tanto es así, que las Pautas alimentarias para estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans) han definido estos nutrientes como una preocupación para la salud pública porque a muchos estadounidenses, incluidos los niños, les hacen falta en su dieta. [i]

No consumir la cantidad suficiente de estos importantes nutrientes podría implicar graves repercusiones en la salud, especialmente en niños y adultos jóvenes. Una dieta sin lácteos durante los años cruciales de crecimiento podría traer como consecuencias que el niño no complete su potencial de estatura, un aumento de fracturas por estrés durante la adolescencia, y una mayor propensión a la osteoporosis durante la edad adulta. [ii], [iii], [iv], [v]

Los expertos recomiendan el consumo de leche como una excelente fuente de potasio, calcio y vitamina D.

Existen estudios que demuestran lo difícil que es para los niños obtener la suficiente cantidad de estos nutrientes sin tomar leche.  [vi] La leche es la principal fuente alimenticia de calcio, vitamina D y potasio, y ofrece proteína de alta calidad. [vii],[viii] El 85% de los estadounidenses no consume las cantidad diaria de leche recomendada, lo cual incluye a la mayoría de los niños mayores de 3 años, según las Pautas alimentarias para estadounidenses 2015-2020 (2015-2020 Dietary Guidelines for Americans). [ix],[x]

¿Cuántas porciones de leche o productos lácteos necesitan los niños?

EdadDe 2 a 3 añosDe 4 a 8 añosDe 9 a 18 años
Porciones22 ½3

 

Los expertos coinciden en que tomar leche sigue siendo una excelente forma para que los niños obtengan los nutrientes que necesitan para fortalecer los huesos, incluso más que las alternativas de la leche enriquecidas con calcio. [xi] Además, sustituir la leche de verdad por otras fuentes no lácteas de calcio, como leche fortificada de soya y verduras de hoja verde, puede generar la falta de otros nutrientes esenciales como proteínas, vitamina D, fósforo, riboflavina, potasio, magnesio y vitaminas A y B12. [xii] Las alternativas de la leche no tienen el mismo valor nutricional que la leche verdadera. Solo la leche  de vaca ofrece la misma variedad de nutrientes para fortalecer los huesos —calcio, vitamina D, potasio, proteína y fósforo— por apenas 25 centavos el vaso.

Muchos niños son complicados para comer, por lo cual reemplazar el calcio de la leche de vaca por la cantidad necesaria de kale, espinaca o sardinas puede no ser una opción en el menú infantil. Además, muy pocos alimentos proveen la vitamina D que los niños necesitan. En lugar de intentar reemplazar el calcio dándole 10 tazas de espinaca cruda a tus hijos, ten en cuenta que un vaso de leche con la merienda o las comidas les da una nutrición balanceada… ¡y a los niños les encanta!

Evita los riesgos de no consumir lácteos y dale a tus niños lo que les gusta

¿La buena noticia para ti? A los niños les encanta la leche. Les gusta su sabor y les gusta cómo se sienten al beberla. De hecho, el 41% de los niños beberían más leche si pudieran. [xiii]

¿Quieres asegurarte fácilmente de que tus hijos reciban los nutrientes que necesitan ?

  • Acompaña las comidas con leche para asegurarte de que los niños reciban los nutrientes esenciales que necesitan.
  • Agrega leche a los batidos. Es una manera fácil de añadir proteínas al desayuno o la merienda (8 gramos de proteína por cada vaso de 8 onzas).
  • Reemplaza el agua por leche al preparar la avena, así estarás añadiendo proteína de alta calidad y otros nutrientes. Cuando preparas avena con leche en lugar de agua, agregas 8 gramos de proteína de alta calidad, y 8 nutrientes más.
  • Utiliza leche para hacer macarrones con queso o avena. Es un ingrediente simple y saludable que sirve de base en muchas comidas que a los niños les encantan.
  • Encuentra más recetas e inspiración aquí.

 



[i] U.S. Department of Agriculture and U.S. Department of Health and Human Services. Scientific Report of the 2015 Dietary Guidelines Advisory Committee. Appendix E-2.1. First Print, 2015.

[ii] Wiley AS.  Does milk make children grow? Relationships between milk consumption and height in NHANES 1999-2002. American Journal of Human Biology. 2005;17:425-441.


[iii] Ruffing JA, et al. Determinants of bone mass and bone size in a large cohort of physically active young adult men. Nutrition & Metabolism. 2006;3:14.


[iv] Rockell JE, Williams SM, Taylor RW, Grant AM, Jones IE, Goulding A. Two-year changes in bone and body composition in young children with a history of prolonged milk avoidance. Osteoporosis International. 2004;16:1016-1023.

[v] Goulding A, Rockell JE, Black RE, Grant AM, Jones IE, Williams SM. Children who avoid drinking cow’s milk are at increased risk for prepubertal bone fractures. Journal of the American Dietetic Association. 2004;104:250-253.

[vi] Gao X, Wilde PE, Lichtenstein AH, Tucker KL. Meeting adequate intake for dietary calcium without dairy foods in adolescents aged 9 to 18 years (National Health and Nutrition Examination Survey 2001-2002). Journal of the American Dietetic Association. 2006;106:1759-1765.

[vii] Fulgoni VL, Keast DR, Quann EE, Auestad N. Food sources of calcium, phosphorus, vitamin D, and potassium in the U.S. The FASEB Journal. 2010;24;325.1.

[viii] Mathai K, Liu Y, Stein H. Values for digestible indispensable amino acid scores (DIAAS) for some dairy and plant proteins may better describe protein quality than values calculated using the concept for protein digestibility-corrected amino acid scores (PDCAAS). British Journal of Nutrition. 2017;64:799-805.

[ix] Krebs-Smith SM, Guenther PM, Subar AF, Kirkpatrick SI, Dodd KW. Americans do not meet federal dietary recommendations. Journal of Nutrition. 2010;140:1832-1838.

[x] U.S. Department of Agriculture and U.S. Department of Health and Human Services. Dietary Guidelines for Americans, 2015. 8th Edition, 2015.

[xi] Golden NH, Abrams SAl. Optimizing Bone Health in Children and Adolescents. Pediatrics. 2014;134:e1229-e1243.

[xii] Fulgoni VL, Keast DR, Auestad N, Quann EE. Nutrients from dairy foods are difficult to replace in diets of Americans: food pattern modeling and an analysis of the National Health and Nutrition Examination Survey 2003-2006. Nutrition Research. 2011;31:759-765.

[xii] Exactcast research for MilkPEP with study of 2,400 moms and 1,500 kids.