jug screen arrow reload close menu search facebook twitter pinterest angle-left angle-right angle-up angle-down play youtube instagram

Search form

El calcio en la leche: ¿De qué se trata?

El calcio en la leche: ¿De qué se trata?

El mineral calcio (calcium) es un nutriente que desempeña varias funciones en el organismo, pero es popularmente conocido por ayudar a mantener huesos sanos durante toda la vida. El calcio y la leche son prácticamente casi inseparables. Los expertos en nutrición dicen que las personas deberían obtener sus nutrientes de alimentos enteros – y la leche de vaca es una excelente fuente de calcio y un alimento entero. Los alimentos lácteos (leche, yogur y queso) pueden proporcionar calcio y vitamina D, que son los nutrientes importantes para la salud de los huesos (bone health).

A continuación enumeramos varias razones por las cuales la leche de vaca debería ser una opción principal para incluir calcio en los planes alimenticios de las personas:

  • La leche es la fuente No. 1 de calcio (y vitamina D) en la dieta de los norteamericanos (sobre la base de lo que las personas comen en la actualidad), tanto en adultos como en niños.
  • La leche es una excelente fuente de calcio, proporcionando 300 mgs por cada porción de 8 onzas.
  • La leche suministra calcio, proteína de alta calidad, y otras vitaminas y minerales esenciales que son necesarios para la salud de los huesos en particular y para la salud en general.
  • La absorción de calcio a partir de la leche es mucho más elevada que la que se obtiene de algunos alimentos no lácteos que contienen pequeñas cantidades de calcio. Por ejemplo, solamente el 5 por ciento del calcio que contienen las espinacas es absorbido y utilizado por el organismo, mientras que el calcio que contiene la leche cuenta con una absorción del 28 por ciento.

 

 

  • El calcio y otros nutrientes de la leche pueden ser muy difíciles de sustituir (nutrients in milk can be hard to replace)con otros alimentos en un patrón dietético saludable.
  • Un elevado consumo de calcio y alimentos lácteos ha sido relacionado con una mejor salud ósea y un incrementado consumo de nutrientes adecuados. Estilos de alimentación saludables, que incluyan alimentos lácteos bajos en grasa o sin grasa, han sido vinculados con un riesgo reducido de algunas enfermedades crónicas, entre ellas un riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares y de diabetes Tipo 2.

La edad y el género determinan la cantidad de calcio que se recomienda consumir (amount of calcium recommended) cada día. Sin embargo, muchas personas, especialmente adolescentes, mujeres postmenopáusicas y hombres mayores, no consumen suficiente calcio. De hecho, en los lineamientos dietéticos establecidos para los norteamericanos entre 2015-20 (2015-20 Dietary Guidelines for Americans) (DGA por su sigla en inglés) se declaraba el calcio como un nutriente preocupante para la salud pública, y ello se debe principalmente al bajo consumo de leche, yogur y queso. ¿Sabías que, solamente después de los vegetales, la persona promedio consume cantidades muy por debajo de las recomendadas en lo que respecta a alimentos lácteos?

Pero la buena noticia es que podemos ayudar a solucionar esta diferencia si todas las personas, de 9 años en adelante consumen cada día las tres porciones recomendadas de alimentos lácteos bajos en grasa o sin grasa (leche, yogur, queso), como parte de un patrón de alimentación saludable en Estados Unidos (Healthy U.S. Style Eating Pattern).

Chequea dairygood.org para algunas deliciosas maneras de ayudarte a lograr ese objetivo.

Nota: Este contenido fue originalmente compartido en el “blog” de Judy Jarvis, del National Dairy Council.

Nota: Este contenido fue originalmente compartido por DairyGood.org.